Cada día podemos descubrir y reseñar 3 momentos gratos, 3 hechos cotidianos luminosos, que hayan significado placer, plenitud, alegría, sonrisas, asombro, emoción.
Inspirado en Clare: http://threebeautifulthings.blogspot.com/

viernes, 1 de diciembre de 2006

¿Caos amable? (1 y 2), Tomar Café en Venezuela


Quienes quieran conocer lo que es un caos de metrópolis, tienen en la Caracas de estos días su mejor muestra.

En particular, hoy VIERNES 30 de Noviembre de 2006, día de cobro, de compras decembrinas y nerviosas, dos días antes de las elecciones, con rumores que van y vienen, la Av. Libertador cerrada por un derrame de aceite, millones de personas agolpadas en las calles, llovizna en la mañana y chaparrón en la tarde…en fin el propio cuadro dantesco, el verdadero infierno criollo.
Tráfico trancado, supermercados abarrotados, centros comerciales atascados, restaurantes atapuzados, panaderías llenas, bancos atorados, etc., etc.

Y en medio de este caos surgen pequeños momentos maravillosos…ante los pequeños desastres predecibles con tanta gente y carros tropezándose en las vías.

1) El primero: saliendo de un estacionamiento para entrar en la cola infinita de vehículos, de repente un carro retrocede con furia, en medio de un estruendoso corneteo y ¡CRASH! hunde su parachoques trasero en el delantero mío.
Fue el segundo golpe de la mañana, el primero más leve, fue por detrás. No pasó nada.
En este caso el daño fue más fuerte, aunque no considerable. Quedamos atravesados en los dos canales, trancando aún más el transito paralizado.
Nos bajamos: rápida y amable solución criolla, intercambio de tarjetas, confianza entre desconocidos, la palabra de caballero -no te preocupes, yo me encargo del arreglo, nos hablamos-de nuevo al carro a despejar la vía, entre insultos y gritos de los conductores hasta una cuadra más abajo.

2) El segundo: parada para reponer fuerzas en una panadería, el tradicional cachito y cafecito (¿cuál entre tantos? Ver el punto siguiente). Un gentío se agolpa entre las cajas y el mostrador. Tropezón brusco y baño de café a varios pantalones vecinos.
El “culpable” del accidente asume de inmediato su falta y compra el café perdido, excusándose amablemente. Su gesto es tan cortés que borra en un instante el malestar inicial. Resulta ser un funcionario de seguridad de Chacao. La educación personal y profesional se nota.

En Caracas la vida te da sorpresas, hoy pasamos 5 horas en colas para hacer 5 diligencias, (a 1 por hora, ni tan mal después de todo), y aprendimos una vez más que hasta en medio del caos más infernal pueden surgir momentos felices, destellos de luz.

La sucursal del cielo lo es no sólo por sus paisajes, sino y en especial, por mucha de su gente que a pesar de todo intenta mantener su cara amable.

Así, aquí y ahora, soy feliz…en mi Caracas, con el adorado Ávila siempre al Norte.

3) Tomar cafés a la venezolana (con influencia italiana...):
con leche, conlechito, con leche oscuro, con leche claro, tetero, teterito, marrón, marroncito, marrón claro, marrón oscuro, negro, negrito, negro corto, negro largo, negro doble, guayoyo, guayoyito, expresso, capuchino, con crema, sin crema, y por supuesto las variaciones de tamaño (grande, pequeño, ¿habrá mediano?), de temperatura (bien caliente, tibio, con leche fría), de envase (para llevar, en taza, en vaso), y los nuevas influencias de sabores y nombres (vainilla, mokaccino, macchiato, latte), aunque aún no se ha popularizado el decafeinado...
¿Quién da más?
¡Qué enredo y qué gozadera!

3 comentarios:

El loco dijo...

Cierto, el caos caraqueño es infernal, tarde dos horas en salir de la ciudad, y 3 horas más llegar a Valencia...solo para llegar y encontrarme el mismo caos pero pequeño
Saludos

Rosita27 dijo...

En verdad siempre hay 3 momentos felices y quizas más en un día de Stress Pre-Electoral... gracias a tu Blog hago una reflexión de mi día y siempre hay momentos que dibujan una sonrisa en mi rostro...
Un gran AAbrazo...
Cuento contigo el 3D A3VT!!!

Christian Burgazzi dijo...

Gracias a los dos, Loco y Rosita, por ser consecuentes lectores y comentaristas.
Saludos
P.S.
Rosita, si ya estás tomando nota mental de tus 3 momentos felices al día, escribelos en un nuevo blog tuyo dedicado sólo a eso. Generalmente pocas palabras son suficientes para reflejar esos 3 momentos, por lo que es rápido de actualizar diariamente.
¡Anímate!